Menu Todas las secciones

ANÁLISIS YOTELE

Las nuevas vías de rentabilidad de las series de Atresmedia más allá de su audiencia en la tele en abierto

Alberto y Ana, protagonistas de 'Velvet'

La ficción de Antena 3 se ha convertido en un pilar básico en el resultado global de la cadena, tanto en términos de audiencia en su emisión en directo y en diferido como a nivel de imagen. La cadena, con más dificultades a la hora de encontrar marcas de entretenimiento rentables (excepto con ‘Tu cara me suena’), ha pilotado en sus series un modelo de televisión que no deja de darle alegrías en los últimos años incluso más allá de la rentabilidad a través de su explotación directa.

El departamento que dirige Sonia Martínez ha logrado que se siga facturando con algunas series incluso cuando ya han terminado de emitirse, gracias a la venta de sus derechos a nivel internacional e incluso en nuestro país, con acuerdos estratégicos con otros operadores, y al interés de marcas de alto nivel en asociarse con ellas. Analizamos las nuevas vías de rentabilidad que el grupo ha encontrado con sus series más allá de su emisión en abierto.

Nadie discute que Atresmedia ha marcado la pauta en la ficción española sobre Mediaset en los últimos años con destacados éxitos de crítica y audiencia como ‘Velvet’, ‘El tiempo entre costuras’, ‘Allí Abajo’ o ‘Vis a vis’, que han consolidado la marca ‘series Atresmedia’ tanto en España como en el extranjero, donde se han vendido la mayor parte de sus producciones. Este es la segunda gran vía de rentabilidad del grupo con sus marcas de ficción después de la venta de publicidad en sus bloques comerciales.

Series como ‘El secreto de Puente Viejo’, se convirtió en un bombazo en Italia con sus primeros episodios (emitidos curiosamente en una cadena de Mediaset). ‘Gran Hotel‘ es la serie que más ha sido vendida con una exportación a más de 113 países. Le siguen ‘Velvet’ (112 países), ‘Mar de Plástico’ (71 países), ‘Vis a Vis’ (68 países), ‘El Tiempo Entre Costuras’ (46 países), ‘El Internado’ (38 países), o ‘Pulsaciones’ (24 países).

Recientemente, el grupo de San Sebastián de los Reyes ha logrado un importante avance en la forma de comercializar sus productos gracias a la venta de los derechos a un tercer operador español. Esta inédita fórmula se ha puesto en marcha con ‘Velvet’, que tendrá una segunda vida en Movistar + con ‘Velvet Collection’, cuyas tramas de desarrollarán en Barcelona.

Con esta operación, todos han salido ganando. La cadena, que factura por una marca que ya ha amortizado en su primera cadena en abierto, la productora, que sigue ganando dinero con una serie que no parte de cero y la plataforma de pago, que puede ofrecer un nuevo contenido premium a sus espectadores del que ya tienen conocimiento.

Sin embargo, no es la primera vez que Atresmedia comparte los gastos de una producción para poder obtener un resultado mucho más ambicioso. De la mano de Netflix se ha desarrollado la producción de ‘La Catedral del Mar‘, que además se encargará de su distribución a nivel internacional.

Por otro lado, se ha producido una tendencia al alza en cuando a la inversión de marcas comerciales en las series de ficción de Antena 3, que valoran la buena imagen y la confianza que generan las series de esta cadena, casi sin importarles los datos de audiencia, buscando un perfil de audiencia más cualitativo que cuantitativo.

El perfecto ejemplo de este interés es ‘Velvet’, cuyo capítulo final, emitido en parte en directo, atrajo la atención de marcas como Dior, que quisieron participar de manera directa a través de inserciones publicitarias estratégicas y casi exclusivas.

Comentar
x

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies