Menu Todas las secciones

ENTREVISTA YOTELE

Cristóbal Garrido, finalista de ‘Tu cara no me suena todavía’: “Nunca imaginé que fuera a emocionar a Mónica Naranjo”

Cristóbal Garrido, finalista de 'Tu cara no me suena todavía'

Cristóbal Garrido se metió el pasado viernes en el bolsillo a los espectadores de ‘Tu cara no me suena todavía’. Tras ponerse en la piel de Olga Guillot, este catalán de 40 años logró convertirse en el primer ganador de la variante con anónimos del formato de imitaciones. Además, logró incluso emocionar a la mismísima Mónica Naranjo, algo que nunca llegó a imaginar que pasaría.

Una semana después de su triunfo, Cristóbal nos cuenta cómo se siente tras proclamarse como el primer finalista del espacio de entretenimiento de Antena 3, un título que todavía no ha asimilado. Además, el artista nos desvela los motivos por los que decidió imitar a Olga Guillot, cómo vivió los momentos previos a su actuación en maquillaje y las pruebas que tuvo que pasar hasta convertirse en concursante.

El pasado viernes ganaste la primera gala de ‘Tu cara no me suena todavía’, ¿has digerido ya la victoria?
A pesar de los días que han pasado, todavía estoy sorprendido. No me lo esperaba, cuando me llamaron para participar fue como un regalo. Fueron unos castings a los que se presentó muchísima gente acostumbrada a hacer imitaciones. A algunos los veía por Internet y eran unos cracks. Cuando me dijeron que participaba en la primera gala me entraron más nervios por ser la primera, que genera más expectación. Cuando vi a mis compañeros pensé que aunque me quedará ahí, con haber salido y disfrutar del momento… lo disfruté todo lo que pude para llevarme el recuerdo. Lo que jamás esperé fue ganar.

Tu victoria te ha otorgado el pase directo a la final, ¿ves esto como una ventaja o te hubiera gustado volver al programa de este viernes?
Me hubiese gustado seguir participando (risas). En el estreno estás nervioso, pero una vez que te lanzas… los tres compañeros que se han quedado para hacer otro personaje me parece que son unos suertudos porque van a volver a vivirlo todo y más relajados al haberlo hecho ya una vez, supongo que se vive de otra manera. Me hubiera encantado, pero por otro lado estoy feliz de poder estar en la final porque va a ser todo un acontecimiento. Hasta hace dos días he estado con mis shows en bares, restaurantes… y claro, entrar en un programa en directo y que te vean millones personas a las que les llegue tanto la actuación que has hecho, me parece muy bonito.

¿Cómo te sentiste al acabar tu actuación? ¿El jurado te imponía un poco de respeto o estabas relajado?
Primero pasan los pequeños nervios de la actuación, y cuando acaba pues tienes los nervios de… dios mío, ¡qué van a decir! Son cuatro pedazo de profesionales y de alguna manera tienen que juzgar tu trabajo, entonces siempre tienes la duda de qué habrán pensado. Nunca me hubiera imaginado que Mónica se fuera a emocionar de esa manera y que reconociera que le encantaba Olga, eso me hizo muy feliz y por otro lado estaba temblando de emoción.

A Mónica directamente la dejaste sin palabras, fue la actuación más emotiva de la noche…
Sí, y me acordé mucho de mis hermanas porque las dos semanas que tuve para ir pensando y preparar el personaje me decían que a Olga Guillot no la iba a conocer nadie. A mí lo que me apetecía era hacer algo que me gustara, no pensé en hacer a un personaje que llegara a más gente por tener más fans o seguidores. No me rijo por eso, me rijo por hacer algo que me apetezca. No había hecho nunca imitación y no había cantado nunca bolero, y decidí hacer a una señora maravillosa y muy grande dentro de la música latina que canta boleros. Me lancé a hacer un reto pero soy así, me apeteció lanzarme al vacío. Si no apuestas, te quedas en casa relajado.

¿Cómo fueron las fases de casting? ¿Tuviste que pasar muchas pruebas para llegar a estar delante de Noemí Galera y Ángel Llàcer?
Fueron tres castings. El primero fue en vídeo, el segundo presencial y el tercero con prueba de cámara. El primero fue más relajado porque lo hacías tú en tu casa (risas) pero los dos siguientes ya fueron más intensos. En el último casting pasé más nervios porque ya éramos menos. Con algunos de los que me encontré en ese casting coincidí en la gala.

¿Tu familia te apoyó desde el principio en este reto?
Si fuera por mi familia me tenía que presentar a todo. Mis hermanas son las que siempre me dicen que me presente a castings, y yo que soy bastante tranquilo les voy diciendo que ya veré. Cuando vi la convocatoria de ‘Tu cara no me suena todavía’ me apeteció mucho porque me encanta el formato. Decidí presentarme para ver qué pasaba y cuál era el ambiente.

¿Cómo crees que va a repercutir ese triunfo a nivel profesional?
No sé cómo repercutirá, me limito a vivir el momento porque voy a estar en la final, pero de momento no ha surgido nada.

Ganaste en una gala en la que había un nivel espectacular, ¿cuál fue la imitación que más te gustó?
Prefiero guardármelo para mí, pero me gustaron todos. Viví con ellos intensamente los ensayos y además los artistas que imitaban eran muy distintos, había desde un dibujo animado hasta un AC/DC, pasando por una Amy Winehouse. No tenían nada que ver, entonces como en eso influyen los gustos personales, creo que cada uno en su estilo lo hizo muy bien. Me tocaron unos compañeros que personalmente fueron fabulosos, porque en muy poco tiempo hicimos una piña como una familia. Nos lo pasamos muy bien.

¿Cómo fue el proceso de caracterización? Imagino que tendrías que pasar muchas horas en maquillaje…
Tuve que pasar bastante tiempo, de hecho no pude cenar. Lo hablábamos con los compañeros porque muchos prefieren no cenar antes de actuar y de cantar, y yo que soy un glotón necesitaba comer (risas). Pero no pude porque además lo tienen todo muy controlado por tiempos. Minutos antes de salir estaba acabando mi caracterización, eso te pone un poco nervioso pero ellos saben perfectamente lo que están haciendo y cuándo van a acabar. Desde el primer minuto la cadena y la productora nos trataron muy bien y te dejas llevar.

Durante tu discurso de agradecimiento, destacaste que ‘Tu cara me suena’ es un formato que trata el travestismo de forma natural, ¿a qué nivel crees que repercute esto en el público?
Creo que a todos los niveles, sobre todo a nivel social por lo que hemos estado viviendo últimamente, con agresiones y demás, todo lo que sea visibilidad creo que es muy positivo. Ayuda a que se convierta en algo natural y a que la gente no lo vea como algo diferente. A nivel más artístico, considero desde hace mucho tiempo que el acto del transformismo es algo a lo que no se le da tanta importancia, es una disciplina que queda un poco más atrás, pero quien la realiza sabe la dificultad que conlleva. Tienes que aprender a maquillarte, a bailar, a interpretar, a actuar… en muchos casos haces hasta tú la ropa. Es un arte completísimo y creo que no se le da el valor que se le debe dar.
El hecho que Antena 3 y ‘Tu cara me suena’ hayan empezado a travestir tanto a hombres como a mujeres y tratarlo con humor, con respeto y con naturalidad, da mucha visibilidad a la transformación y me parece necesario.

Eres finalista de ‘Tu cara no me suena todavía’ pero… ¿ha empezado a sonar ya tu cara por la calle?
No, de momento estoy muy tranquilo. El otro día lo hablaba con mis hermanas y a ellas sí que las paran (risas) el ratito que tuvieron de entrevista con Manel Fuentes les cundió mucho en ese sentido. Una de ellas tiene un bar y cuando va a comprar al mercado me dice que no puede porque la paran todo el rato.

Se han convertido en todas unas celebrities…
Colaboro en un pequeño programa semanalmente desde hace tiempo con el personaje que hago, Sharonne, y me dijeron que querían que fueran mis hermanas (risas).Es un programa nocturno, muy gamberro, y se trata todo con mucho humor. Yo les decía que ellas estarían encantadas, ¡vaya dos!

Comentar
x

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies